En el corazón de Shanghái

Blog detail

13Oct

En el corazón de Shanghái

En el centro de Shanghái, la gran urbe futurista, la de los altos y modernos rascacielos, perdura la ciudad de siempre, la que tiene como símbolo a los dragones, en cuyas calles se juega al mah jong y en sus templos se reza a los dioses. Nos adentramos en dos de los barrios más tradicionales de la megalópolis para descubrir la auténtica y genuina vida china.

El Barrio Antiguo de Shanghái, conocido por los locales como Nanshi (ciudad del sur), es una zona fascinante con una atmósfera antigua y viejos templos. Es una de las zonas preferidas por los visitantes. Su forma circular todavía refleja la huella de la vieja ciudad amurallada, levantada en el siglo XVI para defenderse del saqueo de los piratas japoneses. Encontramos jardines encantadores que son un remanso de paz, como los de Yuyuan, callejuelas para perderse, mercadillos de antigüedades y lugares para comer que esconden agradables sorpresas.

El viejo Shanghái se completa, al norte, con uno de sus barrios más animados, el Bund. Es el símbolo del pasado colonial, una especie de Wall Street chino, epicentro del comercio febril de épocas pasadas, donde se ganaban y perdían grandes fortunas. Originariamente fue un camino de sirga para el arrastre de barcazas de arroz, e incluso hoy continúa siendo el primer puerto de escala donde los occidentales llevan desembarcando un siglo, aunque lo que los atrae ahora son sus restaurantes de moda y las vistas de Pudong.